Amnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsAmnesty IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid IconsCovid Icons
Una niña palestina camina entre los escombros de su casa destruida en Gaza

Una niña palestina camina entre los escombros de su casa destruida el 24 de mayo de 2021 en Beit Hanoun, Gaza. © Fatima Shbair/Getty Images

Blog

La población palestina víctima del apartheid israelí. Damos respuesta a 8 preguntas clave

Por Amnistía Internacional,

El pasado 1 de febrero de 2022, Amnistía Internacional publicó un informe de 182 páginas en inglés titulado en español El apartheid israelí contra la población palestina: Cruel sistema de dominación y crimen de lesa humanidad. En este informe se documentan las confiscaciones masivas de tierras y propiedades palestinas, los homicidios ilegítimos, los traslados forzosos, las restricciones a la circulación y la negación de la nacionalidad y la ciudadanía a la población palestina y lo calificaba, según el derecho internacional, como APARTHEID.

La población palestina lleva largo tiempo exigiendo que se reconozca este hecho y varias organizaciones palestinas —como Al Haq, el Centro Palestino de Derechos Humanos y Al Mezan— se sitúan a la vanguardia. El impulso a favor de dicho reconocimiento cobró fuerza cuando dos relatores especiales de la ONU concluyeron que las autoridades israelíes estaban cometiendo apartheid. Ello contribuyó a que la cifra de Estados que hicieron referencia en el Consejo de Derechos Humanos al apartheid cometido por Israel pasara de 9 en 2021 a 18 en 2022. Y, en particular, Sudáfrica y Namibia expresaron su preocupación por ello. Varias organizaciones de derechos humanos internacionales e israelíes han pedido también el fin del apartheid, entre ellas Human Rights Watch, B'Tselem y Yesh Din.

Para conocer el posicionamiento de Amnistía Internacional sobre el apartheid que comete Israel, hemos recopilados algunas de las preguntas más frecuentes y aportamos las respuestas. Este es nuestro argumentario.

Un soldado fronterizo israelí dispara una bala de goma que alcanza a un fotógrafo de AFP durante una manifestación contra los asentamientos israelíes en la localidad de Beita, en la Cisjordania ocupada

Un soldado fronterizo israelí dispara una bala de goma que alcanza a un fotógrafo de AFP durante una manifestación celebrada para denunciar los asentamientos israelíes en la localidad de Beita, en la Cisjordania ocupada, el 18 de febrero de 2022. © Jaafar Ashtiyeh/AFP vía Getty Images

1. ¿Qué es el apartheid?

El apartheid es una violación del derecho internacional público, una violación grave de los derechos humanos y un crimen de lesa humanidad. Puede considerarse tanto un sistema (formado por leyes, políticas y prácticas) como un crimen (actos concretos).

Resulta más fácil explicar el apartheid como sistema si se examinan primero las definiciones de crimen de apartheid. Estas definiciones se hallan establecidas en la Convención Internacional sobre la Represión y el Castigo del Crimen de apartheid (Convención contra el apartheid) y el Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional (Estatuto de Roma).

Estos tratados definen el apartheid como un crimen de lesa humanidad, que se comete cuando se perpetra un acto “inhumano” en el contexto de un “régimen institucionalizado” de “opresión” y “dominación” sistemáticas por parte de un grupo racial sobre otro, con la intención dolosa de mantener dicho sistema. Los actos inhumanos incluyen el homicidio ilegítimo y la lesión grave, la tortura, los traslados forzosos, la persecución y la negación de derechos y libertades básicos.

Las definiciones que establecen el Estatuto de Roma y la Convención contra el apartheid no son idénticas. El informe de Amnistía Internacional "El apartheid israelí contra la población palestina: Cruel sistema de dominación y crimen de lesa humanidad" explica detalladamente la forma en que se aplican los elementos de cada tratado a la situación en Israel y los TPO.

Para identificar el crimen de apartheid, es necesario demostrar que existe un sistema de opresión y dominación. Basándose en las interpretaciones de personas expertas en derecho, Amnistía considera que se refiere al trato discriminatorio sistemático, prolongado y cruel que inflige un grupo racial a los miembros de otro con la intención de controlar este segundo grupo.

Unas niñas palestinas miran los escombros de un edificio dañado en la ciudad de Gaza

Unas niñas palestinas miran los escombros de un edificio dañado en la ciudad de Gaza, el 9 de agosto de 2022. © Majdi Fathi/NurPhoto vía Getty Images

2. ¿Dónde menciona el derecho internacional un sistema de apartheid?

La Convención Internacional sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación Racial de 1965 (ICERD) fue el primer instrumento del derecho internacional de los derechos humanos en prohibir el apartheid. No define de manera explícita el apartheid, pero condena las “políticas gubernamentales basadas en la superioridad o el odio racial, tales como las de apartheid, segregación o separación”.

La prohibición del apartheid por parte del derecho internacional público se refleja mejor en la opinión consultiva de la Corte Internacional de Justicia en relación con la presencia de Sudáfrica en Namibia, donde la violación se define como las distinciones, exclusiones, restricciones y limitaciones basadas exclusivamente en la raza, el color, la ascendencia o el origen nacional o étnico, lo que constituye una denegación de los derechos humanos fundamentales.

Al aplicar estas definiciones en el informe de Amnistía, también se han tenido en consideración las referencias del derecho penal internacional relativas a los regímenes de opresión y dominación. En virtud del derecho internacional de los derechos humanos y del derecho internacional público, se prohíbe a los Estados establecer y mantener regímenes (o sistemas) de opresión y dominación de un grupo racial sobre otro.

Manifestantes palestinos discuten con miembros del ejército israelí durante una manifestación convocada para protestar contra los asentamientos israelíes, en Masafer Yatta, cerca de Hebrón, en la Cisjordania ocupada por Israel

Manifestantes palestinos discuten con miembros del ejército israelí durante una manifestación convocada para protestar contra los asentamientos israelíes, en Masafer Yatta, cerca de Hebrón, el 17 de septiembre de 2022. © Reuters/Mussa Qawasma

3. ¿Por qué publicó Amnistía Internacional su informe El apartheid israelí contra la población palestina: Cruel sistema de dominación y crimen de lesa humanidad?

Amnistía Internacional adoptó una política global sobre la violación de derechos humanos y el crimen de apartheid en 2017. Desde entonces, la organización ha analizado situaciones potenciales de apartheid a escala global de manera coherente y constante. Por ejemplo, en 2017 Amnistía emitió un informe que exponía que el gobierno de Myanmar sometía al pueblo rohinyá a un sistema de apartheid.

La comunidad internacional lleva demasiado tiempo dejando de lado los derechos humanos cuando se trata de abordar cuestión de Israel y el pueblo palestino. Los palestinos y palestinas que sufren la brutalidad de la represión de Israel reclaman desde hace más de dos décadas que se entienda el régimen israelí como apartheid. Con el tiempo, está empezando a cobrar fuerza un reconocimiento internacional más amplio del trato que da Israel a la población palestina como apartheid.

Un joven palestino sentado junto a la tumba de un amigo en el cementerio de Faluya, en Yabalia, al norte de la Franja de Gaza

Un joven palestino sentado junto a la tumba de un amigo en el cementerio de Faluya, en Yabalia, al norte de la Franja de Gaza, el 16 de agosto de 2022 © Mohammed Abed / AFP via Getty Images

4. ¿En qué cambia la situación al denominarla “apartheid”?

El apartheid es un agravio internacional a la vez que un crimen de lesa humanidad. Cuando se comete un crimen de lesa humanidad, la comunidad internacional tiene la obligación de hacer rendir cuentas a quienes lo han perpetrado. Esperamos que, al arrojar más luz sobre el sistema discriminatorio de dominación de Israel sobre la población palestina, aumenten los esfuerzos por desmantelar las políticas y las prácticas nocivas que impiden que la población palestina viva con igualdad de derechos y dignidad, lo que únicamente puede lograrse si la comunidad internacional obliga a rendir cuentas al gobierno israelí y a otras partes implicadas.

Miembros de las fuerzas israelíes toman posiciones

Miembros de las fuerzas israelíes toman posición mientras activistas palestinos participan en una protesta cerca del asentamiento israelí de Beit El, en la Cisjordania ocupada, el 6 de agosto de 2022. © REUTERS/Mohamad Torokman

5. ¿De qué manera el trato de Israel hacia la población palestina constituye apartheid?

Desde el establecimiento de Israel en 1948, las políticas y la legislación de Israel se han modelado con un objetivo principal: mantener una mayoría demográfica judía y maximizar el control de la población israelí judía sobre la tierra a expensas de la población palestina.

Con este propósito, los sucesivos gobiernos han impuesto deliberadamente un sistema de opresión y dominación sobre la población palestina. Los componentes clave de este sistema son: la fragmentación territorial; la segregación y el control; la desposesión de tierras y propiedades; y la negación de derechos económicos y sociales.

He aquí algunos ejemplos de este sistema en la práctica:

  • Las graves restricciones a la circulación en Cisjordania, impuestas a través de una red de puestos de control y el cierre de carreteras.
  • Combinado con un sistema de permisos que obliga a la población palestina que desea visitar otras áreas de los Territorios Palestinos Ocupados a solicitar autorización al ejército de Israel.
  • Estatus de nacionalidad superior para los ciudadanos y ciudadanas judíos de Israel, que es distinto de la ciudadanía y que constituye la base del trato desigual entre los ciudadanos y ciudadanas judíos y no judíos. A la población palestina se le niega este estatus.
  • Negación sistemática de permisos de construcción a la población palestina en Jerusalén Oriental, que da lugar a repetidas demoliciones de viviendas y desalojos forzosos.
  • Expansión de los asentamientos israelíes ilegales en Jerusalén Oriental obliga a la población palestina a abandonar sus casas a la vez que la confina a enclaves cada vez más reducidos.
  • Negación a la población palestina refugiada del derecho a retornar, protegido internacionalmente.
  • Prohibición por parte de Israel al regreso de las familias palestinas a sus pueblos o casas en Israel y los Territorios Palestinos Ocupados con el objeto de mantener el control demográfico.
  • Restricciones al acceso a la tierra y áreas de pesca en la Franja de Gaza, lo que exacerba el impacto socioeconómico del bloqueo ilegal que ejerce Israel.

Una mujer palestina comprueba los daños mientras camina entre los escombros frente a su casa en la ciudad de Gaza

Una mujer palestina comprueba los daños mientras camina entre los escombros en la ciudad de Gaza, el 8 de agosto de 2022. © Mahmud Hams/AFP vía Getty Images>

6. ¿Por qué se hace referencia a las poblaciones judía y palestina como “grupos raciales”?

No corresponde a Amnistía decidir qué constituye un grupo racial. El análisis del informe "El apartheid israelí contra la población palestina: Cruel sistema de dominación y crimen de lesa humanidad" se basa en el uso del término “grupo racial” en el marco del apartheid en el derecho internacional: como un concepto subjetivo supeditado a la percepción que el grupo dominante tiene sobre el otro grupo. En un sistema de apartheid, quien perpetra el crimen trata al grupo racial dominado como si este fuera distinto e inferior por razón de unos atributos físicos y/o culturales específicos.

El pueblo israelí judío y el pueblo palestino se autoidentifican como grupos distintos. Es importante señalar que, tal y como muestra el informe, las leyes israelíes tratan a la población palestina como a un grupo inferior y distinto, definido por su condición árabe racializada no judía. Esto se expresó de forma explícita en la ley del Estado nación de 2018, que declara que Israel es el Estado nación del pueblo judío y que el derecho a la libre determinación en el Estado de Israel es exclusivo del pueblo judío. Esta ley no reconoce ninguna otra identidad nacional, a pesar de que el pueblo palestino representa el 19% de la población de Israel. De esta manera, las leyes israelíes otorgan un estatus superior a la “nacionalidad judía”, distinta de la ciudadanía.

Un anciano palestino se enfrenta a un miembro de las fuerzas israelíes mientras varios activistas se manifiestan contra el desalojo de aldeas palestinas

Un anciano palestino se enfrenta a un miembro de las fuerzas israelíes mientras varios activistas se manifiestan contra el desalojo de aldeas palestinas, el 20 de mayo de 2022. © Hazem Bader/AFP vía Getty Images

7. Se pide desmantelar el sistema de apartheid de Israel. ¿Implica ello también desmantelar el Estado de Israel?

No. El objetivo de Amnistía son las violaciones de derechos humanos que cometen los Estados, no la legitimidad de los gobiernos o la de los propios Estados. Por ejemplo, por una cuestión de política, nunca requerimos un “cambio de régimen” sino que, en su lugar, ofrecemos recomendaciones sobre cómo los gobiernos pueden armonizar sus acciones con el derecho internacional.

Amnistía Internacional reconoce que tanto la población judía como la palestina reclaman su derecho a la autodeterminación.

Además, el informe recoge toda una serie de recomendaciones al Estado de Israel, y hemos solicitado reuniones con funcionarios israelíes para debatirlas. El Estado de Israel es miembro de las Naciones Unidas desde su establecimiento en 1948. Es un Estado Parte en las convenciones y otros tratados internacionales de derechos humanos y, en consecuencia, debe respetar estas obligaciones con medidas como garantizar el derecho a la igualdad y a la no discriminación y poner fin y remedio a las violaciones del derecho internacional.

El informe de Amnistía Internacional es un llamamiento al gobierno israelí para que emprenda las reformas necesarias para poder cumplir con sus obligaciones en virtud del derecho internacional. A este respecto y a modo de ejemplo, el derecho internacional no prohíbe a Israel promover la inmigración judía, si bien esta no puede ir acompañada de la discriminación de la población palestina que ejerce su derecho al retorno ni contribuir de otro modo a la opresión y dominación del pueblo palestino.

Grafiti en un tramo del muro de Cisjordania

Grafiti en un tramo del muro de Cisjordania. © AI

8. ¿Amnistía también condena las violaciones de derechos humanos perpetradas por las autoridades palestinas?

Sí. A pesar de no ser el objeto de este informe, Amnistía ha documentado de forma consistente violaciones graves por parte de las autoridades palestinas en Cisjordania y Gaza. Periódicamente informamos y condenamos los ataques ilegítimos de grupos armados palestinos contra la población civil israelí. Esto incluye el lanzamiento indiscriminado de cohetes desde Gaza hacia Israel, que pedimos que la Corte Penal Internacional investigue como crímenes de guerra.

También hemos documentado violaciones de derechos humanos de las autoridades palestinas hacia la población palestina, como la tortura, la detención arbitraria, restricciones a la libertad de expresión y el uso excesivo de la fuerza sobre manifestantes.